Llámanos: +34 616 265 572

SOMOS FAMILIA MERCEDARIA

Somos Comunidad. “El carisma de redención nos lleva a vivir esta opción por los cautivos y por el hermano que está en mi comunidad. Ser redentor de cautivos es hacer opción también por mis hermanos de comunidad.

Vivir en comunidad en la Merced es comprometerse especialmente en la caridad y misericordia con los de casa, con los hermanos que comparten mi caminar.

La Merced necesita consagrados que trabajen sin descanso, no sólo en el trabajo apostólico o en las tareas desbordantes en los límites, sino también hacia adentro, por la vida comunitaria”, expresa un religioso de la Orden de la Merced.

Ser parte de la familia mercedaria es disfrutar de la compañía, alegría, solidaridad, devoción y hermandad entre quienes la conformamos y quienes desean venir: sacerdotes, religiosos, religiosas, novicios, aspirantes, maestros, diáconos permanentes, voluntarios y laicos comprometidos.

RELATED PROJECTS